Vuelve el optimismo al Meeting Point de Barcelona

stand_meeting_point

El optimismo se consolida entre los principales actores del mercado inmobiliario nacional, los cuales se dieron cita en la 18º edición del salón Barcelona Meeting Point (BMP) para sentar las bases de la recta final de la recuperación y no repetir los errores del pasado, que nos condujeron a la severa crisis del sector experimentada en los últimos años.
BMP, uno de los más prestigiosos salones inmobiliarios del continente, ha aglutinado en esta edición a más de 250 empresas y a algunos de los fondos de inversión internacionales más reconocidos. Cabe destacar a gigantes como Cerberus, Benson Elliot, Oaktree, GreenOak, Orion, Värde Partners, TPG y Deka. La presencia de dichos fondos internacionales en el salón inmobiliario ha sido el principal argumento de la organización para vender una visión de optimismo sobre el cambio de tendencia positivo del sector.
Enrique Lacalle, presidente del BMP, ha declarado que:

España está de nuevo de moda, hay buenas noticias, pero nunca volveremos a ser los que fuimos

Algunas de estas buenas noticias de las que se hace eco Enrique Lacalle son que la actividad de la construcción en España ha experimentado el tercer mayor crecimiento de Europa, tan sólo por detrás del mercado Húngaro y Eslovaco. Además, la venta de vivienda por parte de extranjeros creció el año pasado un 36 % y la realizada por españoles ha experimentado un incremento, en el segundo trimestre de 2014, de hasta un 12,5 %.
La novedad de esta edición del BMP ha sido el encuentro Shop in Barcelona Real Estate en el que ha quedado de manifiesto que el comprador extranjero es el que tira con fuerza de la recuperación del mercado inmobiliario, principalmente ingleses, franceses, rusos, belgas, alemanes y, por supuesto, chinos.
Algunos profesionales del sector, alertados por Gonzalo Bernados -Director del Máster Inmobiliario de la Universidad de Barcelona- se mostraron algo escépticos con la inversión rusa en el futuro como consecuencia de la crisis de Ucrania y la bajada del precio del petróleo, y también sobre una posible desconfianza de los inversores chinos sobre la evolución del mercado de la vivienda en España.
Pese a ello en las principales capitales (Madrid, Barcelona y Bilbao) el precio de la vivienda ha crecido un 10 %, según han afirmado diversas personalidades en otra mesa redonda centrada en la recuperación del sector inmobiliario. Por su parte, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, se mostró convencido de que “la gente quiere venir a invertir” a Barcelona y defendió su apuesta por el alquiler.
En esta edición de BMP también se habilitó, como el año pasado, un clúster para los profesionales de inversión inmobiliaria tanto para la demanda (fondos inmobiliarios, seguros, bancos, family offices…) como para la oferta (propietarios, promotores, agencias comercializadoras y consultores). En este segundo grupo participó Prinex Real Estate.

Tecnología Business Intelligence para el sector inmobiliario

Las soluciones de Business Intelligence (sistemas de inteligencia de negocios) constituyen una solución enfocada a la alta dirección, que permiten medir la estrategia mediante la consecución de objetivos, empleando indicadores y relaciones entre estos. Paralelamente, facilitan el seguimiento de acciones estratégicas y responsabilidades sobre el cumplimiento de objetivos empresariales y puesta en producción de acciones correctoras. Por ello, podríamos decir que, las soluciones de Business Intelligence,  nos permiten convertir la información en conocimiento, ayudándonos a tomar la decisión adecuada en el momento adecuado.

El actual escenario económico nos obliga a ser más analíticos y firmes que nunca en nuestra toma decisiones. Es necesario plantearnos qué hacemos y cómo lo hacemos, pero siempre refrendados en el análisis de los datos, evitando caer en el error de dejarnos llevar por “sensaciones del mercado”.
Reforzar a nuestra empresa incorporando las herramientas tecnológicas adecuadas para interpretar esta información nos habilitará para poder mejorar la toma de decisiones, y de este modo, superar a nuestra competencia.
La información en exceso no es una ventaja competitiva pero su conocimiento sí lo es. La transformación y el análisis de los datos son habitualmente un quebradero de cabeza para los directivos, pues precisamente, esta “sobre información” origina que la toma de decisiones no se produzca de una forma tan rápida, fiable y efectiva, como desearíamos.
En el mercado inmobiliario una solución de Business Intelligence no es un lujo para estar a la vanguardia, sino que se ha convertido en una necesidad para no quedarnos fuera del negocio.