Retos a los que se está enfrentando la vivienda en 2019

Todos los años, los aspectos socioeconómicos que engloban cualquier país deben de adaptarse a los nuevos cambios y retos. De la misma forma, la vivienda evoluciona y se adapta.

En comparación con el año 2018, el mercado inmobiliario de 2019 crece y se recupera mes a mes. Esto se refleja en las ventas de inmuebles -que ya se predijeron a finales del año pasado, unas 500.000 ventas de casas para este año- haciendo que el empleo en el sector aumente junto con un crecimiento económico.

La vivienda se enfrenta a varios retos y tiene como objetivo mejorarlos a través de abaratar los costes de las construcciones, invertir en edificaciones eficientes, mejorar el acceso de los millenials, etc.

Por otra parte, otro de sus objetivos no es otro que mejorar los aspectos más directos en su día a día como es apostar en cursos de formación para los comerciales inmobiliarios, garantizar el derecho de una vivienda digna a los miembros de la sociedad… Para conseguir todo esto, necesitan nuevos retos a los que enfrentarse.

Retos 2019: sector inmobiliario en España

A principio de año, muchos expertos determinaron varios retos para el mercado inmobiliario, los cuales se intentan conseguir mes a mes. ¿Cuáles son?

Mayor suelo y reducción de precios

Crear mayor suelo y la moderación de los precios, son los objetivos principales que se quieren conseguir en 2019. Este reto es costoso, pero no imposible, ya que en aquellas zonas donde hay una gran demanda, hay una elevada carencia de construcción.

Ante esta situación, las Administraciones privadas y públicas deben de ayudar y favorecer a las promotoras inmobiliarias, para que puedan comprar terrenos y se generen ventas de viviendas.

Costes en la construcción

Estos costes son elevados debido al crecimiento económico del país, que se ha producido y que poco a poco, va estabilizándose. Por ello, hay que lograr unos costes de construcción dentro de un baremo.

Mayor construcción y oferta

Se debe encontrar un equilibrio entre la demanda y la oferta de viviendas. Actualmente, hay mayor demanda de la sociedad y escasa oferta de promociones y construcciones de viviendas, no llegando al número mínimo previsto por año.

Aprobar licencias y simplificar normativas

Reducir el tiempo de aprobación de licencias para construir y simplificar las normativas para nuevos edificios y construcciones, son otros dos retos para este año.

Mayor colaboración entre las diferentes entidades

A parte de buscar un equilibrio entre la demanda y oferta de viviendas, es necesario encontrar un equilibrio entre las entidades públicas y privadas para que haya un acceso correcto y adecuado a los inmuebles.

España en comparación con otros países -Alemania, Italia, Reino Unido, Francia y Países Bajos- tiene un bajo porcentaje en cuanto a la vivienda pública, representado con un 2,5%.

Industrializar procesos y crear nuevos proyectos

Reducir y mejorar los procesos de construcción para conseguir abaratar costes, reducir los tiempos de entrega de las viviendas e incluso, mejorar las calidades de los productos finales.

Estas mejoras deben de estar apoyadas por las nuevas tecnologías que utiliza la sociedad, para crear nuevos proyectos de construcción, innovadores y que estén dotados de calidad que genere valor añadido.

Financiación

Las entidades financieras siguen la misma línea en cuanto a la evaluación tanto de clientes como de promotoras inmobiliarias, pero intentan facilitar la compra de viviendas siempre que les sea posible.

Acceso a los jóvenes a una vivienda

Cada vez un mayor número de jóvenes desean su independencia, por ello, se necesitan más viviendas protegidas y disminuir las trabas que les impidan optar a una vivienda.

Eficiencia energética

El mercado inmobiliario necesita desarrollar la parte de sostenibilidad y eficiencia energética, aunque actualmente, ha ido evolucionando paso a paso debido a que la sociedad está muy concienciada con el medioambiente.

Mayor formación para los profesionales

Actualizarse y seguir formándose es muy necesario. Por ello, los profesionales del sector inmobiliario deben de especializarse lo mejor posible.

Las empresas del sector quieren candidatos cualificados y especializados para satisfacer a los clientes y sus necesidades de la mejor forma posible.